Saltar al contenido
Filosofarte

INICIO

Filosofía y magia

Filosofarte es un espacio para generar reflexiones a través de la filosofía y la magia.

¿En la magia importa más la verdad o el efecto? Quizá la pregunta no debería ser qué es lo que más importa, sino para quién lo es. Es posible que la verdad sea más importante para el mago. Transmitiendo así una verdad a través de la mentira. Del mismo modo, al público le importa más la ilusión del efecto, siendo este una consecuencia de la verdad.

Pero, ¿y si esto no es así? Te invito a reflexionar sobre esta pregunta y muchas otras mediante las siguientes imágenes en movimiento, para intentar mostrar lo invisible a través del silencio de la palabra.

Asier Martínez Seoane y su proyecto Filosofarte
Gold modern international podcast day Podcast

 

Episodio 1 - Filosofía y magia

La filosofía se pregunta por él porque queriendo encontrar respuestas y en la magia para escapar de ellas. La diferencia reside en que en la filosofía el asombro es una causa y en la magia una consecuencia. ¿Cómo puede el mago ocultar el secreto cuando nunca está presente?

Gold modern international podcast day Podcast (2)

 

Episodio 2 - El juego de magia como obra de arte

La magia se suele pensar como la disciplina que hace visible lo invisible, sin embargo, y siguiendo a Michel Foucault, podríamos afirmar que la magia es hacer ver hasta qué punto es invisible la invisibilidad de lo visible. Es así como la magia se podría definir como mentir a la verdad siguiendo al filósofo francés.

Gold modern international podcast day Podcast (3)

 

Episodio 3 - La muerte del mago

Si la escritura surge de la experiencia de la finitud humana, ya que cada palabra escrita es un intento de expresar lo que escapa al lenguaje y de confrontar la ausencia y el silencio inherentes a la condición humana. Llegados a este punto cabe preguntarse: ¿La magia surge a través del mago o del espectador?

Gold modern international podcast day Podcast

 

Episodio 1 - Filosofía y magia

La filosofía se pregunta por él porque queriendo encontrar respuestas y en la magia para escapar de ellas. La diferencia reside en que en la filosofía el asombro es una causa y en la magia una consecuencia. ¿Cómo puede el mago ocultar el secreto cuando nunca está presente?

Gold modern international podcast day Podcast (2)

 

Episodio 2 - El juego de magia como obra de arte

La magia se suele pensar como la disciplina que hace visible lo invisible, sin embargo, y siguiendo a Michel Foucault, podríamos afirmar que la magia es hacer ver hasta qué punto es invisible la invisibilidad de lo visible. Es así como la magia se podría definir como mentir a la verdad siguiendo al filósofo francés.

Gold modern international podcast day Podcast (3)

 

Episodio 3 - La muerte del mago

Si la escritura surge de la experiencia de la finitud humana, ya que cada palabra escrita es un intento de expresar lo que escapa al lenguaje y de confrontar la ausencia y el silencio inherentes a la condición humana. Llegados a este punto cabe preguntarse: ¿La magia surge a través del mago o del espectador?

Newsletter

gui-avelar-aA7VnDn1ysI-unsplash

Episodio 1

La relación entre la filosofía y la magia a través del asombro

La diferencia reside en que en la filosofía el asombro es una causa y en la magia una consecuencia. El asombro en la filosofía se caracteriza a través del relato esópico de Tales de Mileto con el pozo como símbolo y en la magia mediante la desaparición de la estatua de la libertad de la mano de Copperfield. Curiosamente el pozo refleja la tarea del filósofo, la de profundizar. En contraposición a esta tenemos la magia que exterioriza. En el relato de Tales este se encuentra obnubilado por la belleza de los astros, tanto es así que dejó de lado el suelo que pisaba y cayó en un pozo. En ese instante una muchacha tracia comenzó a reír mientras le decía “estás tan distraído con el inalcanzable e ilusorio cielo que no reparas en aquello que tienes delante”. De ahí proviene la palabra obvio, que significa lo que se pone delante de los ojos. Es decir, la única vía y por tanto incuestionable, es por ello que al dudar de ella Tales se convirtió en el primer filósofo de la historia. Por tanto la filosofía desvela. Al contrario que la magia que la oculta, pero no oculta la verdad, oculta el secreto. Hemos dicho que el asombro es lo que enlaza la filosofía con la magia pero la filosofía se pregunta por él porque queriendo encontrar respuestas y en la magia para escapar de ellas.

Revelar VS desvelar

Aletheia en Heidegger

Heidegger habla de la Aletheia y menciona dos elementos que la componen que a priori podemos pensar que son opuestos y lejanos entre sí. Los conceptos de los que habla son el desvelamiento y el velamiento. El filósofo alemán entiende a estos contra intuitivamente como dos caras de la misma moneda. Puesto que lo que se revela, lo hace porque antes estuvo oculto, velado ante nuestros ojos.

Es por ello que es un proceso como el de una semilla esperando a ser árbol o un niño que se convertirá en adulto. La mirada es lo que cambia pero el paisaje es el mismo. En ese texto Heidegger se pregunta “¿Cómo podrá alguien ocultarse ante lo que nunca se pone?”. Si lo trasladamos a la magia podríamos preguntarnos, ¿Cómo puede el mago ocultar el secreto cuando nunca está presente? Este poema puede ser la llave para ver lo que hay detrás del espejo.

Si a un espejo le quitas el reflejo, ¿qué es lo que refleja? Si quitas el secreto de la magia, ¿qué es lo que queda?, ¿la verdad?, ¿la verdad se refleja?, ¿se puede hablar de ella?, ¿o siempre nos guarda un secreto?El secreto es la mirada, el instante,un puente invisible, un péndulo en movimiento. El secreto fue ayer. Y mañana no será. ¿Y hoy?, ¿y mientras tanto?, ¿y ahora?, ¿y si ahora es el reflejo?, ¿y si el secreto no es nunca?

bruno-figueiredo-vGF1d7MU9MM-unsplash (1)
leo-wieling-yOEhfj9Kbqg-unsplash

Episodio 2

El juego de magia como obra de arte

La magia se podría definir como mentir a la verdad empleando la definición que utiliza Michel Foucault en El pensamiento del afuera para concretar lo que es la ficción. La magia se suele pensar como la disciplina que hace visible lo invisible, sin embargo, y siguiendo al filósofo francés, podríamos afirmar que la magia es hacer ver hasta qué punto es invisible la invisibilidad de lo visible. De ahí los términos mentir a la verdad. La verdad sería aquello que está oculto, lo invisible y la mentira es la apariencia de lo visible. La magia sería esa escalera del sótano a través de la cual podemos ver la totalidad  tal y como sucede en El Aleph de Borges.

Una vez hemos hablado de la naturaleza de la magia cabe hacer una distinción de tres tipos de magia delineada por Gabi Pareras. En primer lugar está la magia realista. La cual define como magos ateos que niegan al Dios truco, siendo esta una forma de crearlo. Su objetivo es ceder el intelecto del espectador para que predomine la emoción. Un claro ejemplo de ello es Juan Tamariz. A esta le sigue el mago creyente. Es decir, el que cree en el truco. De esta manera si el truco no se capta será gracias al arte del que ejecuta la magia, es decir impone la condición de artista al truco. El truco se convierte en arte por mor del talento del ilusionista. Claro ejemplo de ello es el argentino René Lavand. Y por último encontramos la magia ficcional expuesta por Gabi. En ella está el mago agnóstico, que ni cree ni deja de creer. El concepto truco no tiene vida en este ámbito. La magia ficcional no niega el truco sino que prescinde de él, puesto que no alude a ello.

Visivle VS Invisible

¿La magia es un arte?

Si entendemos la magia como mentir a la verdad podremos observar como la relación mago espectador es horizontal, porque no hay una superioridad del mago, pues no es el quien se encarga de mostrar lo invisible. De entenderlo así estaríamos entendiendo a la magia como un acto político en el que el mago sería el amo, tal y como propone Hegel en el capítulo cuatro de La fenomenología del Espíritu y el espectador el esclavo.

Jacques Derrida decía que la filosofía es la experiencia de lo imposible. Del mismo modo podríamos definir la magia. La diferencia reside en que la filosofía busca la verdad a pesar de saber que nunca llegará a ella. Tal y como dijo Eduardo Galeano en una entrevista hablando acerca de la utopía, por mucho que corramos hacía el horizonte el siempre correrá más veloz de lo que podamos hacer nosotros. Finalmente le acaban preguntando, ¿entonces para qué sirve el horizonte? y él respondió: para caminar. Sin embargo la magia es una experiencia imposible puesto que nunca vamos a conocer la posibilidad que ha posibilitado que la ficción pase a ser realidad. Ese acceso lo tiene únicamente el mago, el cual guarda la llave del secreto. Una llave que nunca podremos obtener porque se perdió en un horizonte de recuerdos.

jonatan-moerman-4nUQH0EXzfg-unsplash
julia-kadel-j1qmrXLSsuY-unsplash

Episodio 3

La muerte del mago

En este episodio hablaremos de la muerte del mago desde tres perspectivas distintas, haciendo uso de cuatro obras. La muerte del autor de Roland Barthes, ¿Qué es un autor? y El pensamiento del afuera de Michel Foucault y La parte del fuego de Maurice Blanchot. Los ejes que estructuran el pensamiento de Barthes son tres; la escritura, el lenguaje y el juego de espejos entre el origen y el destino. Comienza describiendo la escritura como “la destrucción de toda voz, de todo origen.” Habla de una ruptura y como en ella pierde su origen, entrando el autor en su propia muerte, comenzando así con la escritura. La escritura la podríamos pensar con la metáfora de la madre del hijo, cuando se separan por primera vez para dejar de compartir el cuerpo y pasar a formar parte de sí mismos. Es así como la persona que nace es arrojada al mundo, como diría Heidegger, pasando a ser dueño de su libertad. En segundo lugar menciona como el que habla no es el autor, sino el lenguaje y pone el ejemplo la poética de Mallarmé y como está suprime al autor en beneficio de la escritura. Finalmente y para reflejar eso que dicen de que sin público no hay magia el crítico francés afirma que la unidad del texto no está en su origen, sino en su destino, y como este no puede seguir siendo personal, pues es el lector quien mantiene reunidas en uno mismo todas las huellas que constituyen el escrito. En la magia se ve muy claramente como el origen de la magia nace en las manos del mago y el destino reside en la mirada aniñada del espectador.

Autor VS espectador

El autor debe borrarse o ser borrado

En La parte del fuego Maurice Blanchot hace dos apuntes acerca de la muerte del autor que me gustaría leeros para pensar juntos temas como la vaciedad y la ausencia. Llegados a un punto describe como “La influencia del escritor está vinculada a este privilegio de ser dueño de todo. Pero él no es más que dueño de todo, no posee sino el infinito, lo finito le falta, el límite se le escapa. Ahora bien, no se actúa en lo infinito, no se consuma nada en lo ilimitado, de tal modo que, si el escritor realmente actúa produciendo esa cosa real que se llama un libro, desacredita también, por su acción, toda acción, sustituyendo el mundo de cosas determinadas y de trabajo definido por un mundo donde todo está dado al instante y no hay nada que hacer que no sea disfrutar de él con la lectura.”

Y para hablar de cómo el autor tiene que desdibujarse a sí mismo nos dice que “El escritor que escribe una obra se suprime en esa obra, y se afirma en ella. Si la ha escrito para deshacerse de sí, se encuentra con que esa obra le compromete consigo y le vuelve a llamar  a sí, y si la escribe para manifestarse y vivir en ella, ve que lo que ha hecho no es nada, que la obra más grande no vale lo que el acto más insignificante, y que la condena a una existencia que no es la suya y a una vida que no es la vida. Más aún, ha escrito porque ha escuchado, en el fondo del lenguaje, el trabajo de la muerte que prepara a los seres para la verdad de su nombre: ha trabajado para esa nada y él mismo ha sido una nada trabajando. Pero, realizando el vacío, se crea una obra, y la obra, nacida de la fidelidad a la muerte, no es ya finalmente capaz de morir y, a aquel que quiso prepararse una muerte sin historia, sólo le aporta la irrisión de la inmortalidad”.

shifaaz-shamoon-okVXy9tG3KY-unsplash

¡Quiero ver el episodio 3!

¡Quiero escuchar el episodio 3!

compartefilosofia@gmail.com